domingo, 9 de diciembre de 2012

La sensibilidad del oído humano


La audición supone la percepción por parte del oído, a través del tímpano, de un cambio de presión que provoca la oscilación de un medio material como es el aire.  

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/6/62/Onde_compression_impulsion_1d_30_petit.gif


Todos los cambios de presión no son perceptibles; por ejemplo, nuestra piel no percibe el contacto con una mota de polvo. El oído humano tiene una sensibilidad limitada a frecuencias comprendidas entre 20 Hz y 20KHz.
Te invito a recorrer este viaje (cuidado con el volumen, podrás apreciar lo molesto que son los sonidos agudos respecto a los graves).


Este viaje se puede realizar gracias a la característica tonotópica de la cóclea, de la que hablaremos en otro momento, y que nos ha llevado desde su parte más apical hasta la más basal.